• Sigue la actividad de SIF 2017

Humanity Internacional ofrece las claves para afrontar la internacionalización con garantías de éxito

Humanity Internacional ofrece las claves para afrontar la internacionalización con garantías de éxito

Fecha publicación: 
03/10/2017

La empresa pone a disposición de sus clientes dos programas: el ‘Pack New Market’, la mejor medida de internacionalización sostenible para franquicias, micropymes y pymes, y la campaña ‘Broading Internacional’, destinada a la consolidación y la expansión empresarial en mercados exteriores.

Martes 3 de octubre de 2017.- El equipo de profesionales de la empresa Humanity Internacional (https://www.internacionalhi.com/), especializada en ofrecer servicios personalizados de internacionalización para emprendedores, pymes, grandes compañías y franquicias, es consciente de la importancia de abordar un proceso de internacionalización que esté bien elaborado y estructurado desde la fase inicial hasta su conclusión, una vez se desembarca en el país de destino.

 

Por este motivo, y con el fin de ayudar y asesorar a todas aquellas empresas que se estén planteando salir al exterior, en Humanity Internacional han desarrollado un “Decálogo estratégico para abordar la internacionalización con éxito”:

 

Autoanalizar la viabilidad de dar el paso internacional: a la hora de plantearse salir al exterior, es muy práctico realizarse preguntas del tipo: ¿tengo un producto o servicio que puede ser competitivo en otros países? ¿En qué países funcionaría mi producto o servicio? ¿Dispongo de recursos financieros, técnicos y humanos para afrontar la internacionalización? ¿Puede mi empresa asumir una expansión internacional? ¿De qué manera entraría en el país de destino: directamente, con socios locales…?

Tener un plan de internacionalización: puede ser complicado llevar a cabo todos los análisis y la investigación necesaria para elaborar un plan de internacionalización, sin embargo es una tarea obligatoria para expandirse con garantías, que requiere tener unos objetivos claros, recursos suficientes, personal especializado… sin dejar nada a la improvisación.

Plantearse exportar antes de internacionalizar: es una experiencia previa muy útil, como una especie de prueba piloto o testeo del mercado, porque puede ayudarnos a determinar si dar el paso definitivo a la internacionalización.

Definir los objetivos: hay que tener muy claro por qué queremos expandir nuestra marca en el extranjero, cuáles son los objetivos reales por los que queremos dar el paso internacional.

No tener ninguna prisa: estamos ante un proceso complejo de abordar, que no entiende de corto ni de medio plazo, sino que ha de llevarse a cabo con miras a largo plazo y de permanencia en el país de destino; por eso, hay que tomárselo con calma y sin asumir riesgos innecesarios.

Disponer de los recursos necesarios: especialmente de tipo económico, ya que hay que tener músculo financiero para afrontar la internacionalización, así como rodearse de profesionales en la materia y también contar con recursos técnicos en cuanto al control logístico a realizar cuando se introduce un producto o servicio en otro país.

Contar con una buen marketing y branding: hoy en día no existen fronteras gracias a las nuevas tecnologías, por eso es muy importante disponer de una web de calidad, con contenidos bien elaborados, de navegación sencilla y práctica, que aporte valor a la marca, así como a los productos o servicios que ofertamos.

Elegir el mercado de destino: en el mundo hay 194 países y hay que definir claramente en cuál queremos desembarcar, por proximidad, por afinidades culturales, lingüísticas, porque ha surgido una oportunidad, porque hay personas interesadas en introducir nuestro negocio en su país de origen…

Análisis profundo y exhaustivo del mercado de destino: hay diversas fuentes, estudios, informes… para obtener información sobre el país en el que queremos desembarcar; no obstante, lo más aconsejable y fiable es conocer el mercado in situ: asistir a ferias sectoriales con profesionales de internacionalización, saber cuál es la competencia, estudiar la legislación, las mejores ubicaciones, los hábitos culturales… y sobre todo con el apoyo permanente de un experto nativo y con un amplio conocimiento del mercado.

Elegir la fórmula de entrada al país de destino: la fórmula más práctica y efectiva para desembarcar en otro país es a través de socios locales, puesto que van a aportar el conocimiento preciso del mercado, lo que va a facilitar mucho el proceso de internacionalización. De ahí que sea fundamental aliarse con personas que tengan el perfil adecuado para ayudarnos a introducir y luego a expandir nuestro producto o servicio por su país.

 

En este sentido, desde la compañía han desarrollado dos programas, encaminados a apoyar y a acompañar a sus clientes en todo el proceso de salir a otros mercados; por un lado, el ‘Pack New Market’, mediante el cual se marca una hoja de ruta y una línea estratégica. Se valora la empresa internamente y se adecua para que consiga el éxito en mercados exteriores, y por otro el programa ‘Broading Internacional’, que es la solución ideal para empresas que ya se han iniciado en la actividad internacional y necesitan consolidarse y expandirse en mercados exteriores, a fin de poder optimizar la inversión realizada, aumentando los activos, diversificando las fuentes de ingreso y consolidando una marca global.

 

Tal y como explica Victoria Canadá, Fundadora e impulsora de Humanity Internacional, “en nuestra compañía, y a través de estos dos programas, el ‘Pack New Market’ y el ‘Broading Internacional’, proporcionamos alternativas a todas las empresas que quieran internacionalizarse o necesiten de cualquier asesoramiento o apoyo en comercio exterior. Contamos con soluciones personalizadas para cualquier necesidad”.